1. Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.
Ofegabous

Efectos de la equinácea purpúrea

Equinácea como tratamiento.

  1. Ofegabous
    Autor:
    Klara Tuset
    Recientemente se ha empezado a emplear la equinácea como un modo de estimular las defensas naturales de las tortugas de tierra o como ayuda a la hora de combatir enfermedades infecciosas. Aunque es pronto para saber si este método es realmente efectivo en estos animales, lo cierto es que es una práctica que está comenzando a extenderse y no muestra efectos secundarios dañinos.

    La equinácea es un arbusto procedente del centro y suroeste de América de la familia Asteraceae.

    De los tres compuestos elaborados con equinácea que existen en el mercado farmacológico español reconocidos en el Último Vademécum Médico ( V-I Vademécum Internacional, Medicom S.A. Ed médicas, 2003 ), el más recomendable es "Echinacea Arkocapsulas" de los laboratorios "Arkochim España". Las otras dos marcas contienen otro tipo de compuestos además de la equinácea y se emplean para tratar infecciones urinarias, no respiratorias.

    También se pueden emplear extractos líquidos de equinácea que encontraremos en farmacias, siendo "Equinacea Soria Natural" el de uso más extendido.

    Hay que tener en cuenta que los compuestos farmacológicos de equinácea que encontraremos en el mercado contienen raíces de esta planta, no las partes aéreas. Hay que mostrarse cauteloso con los compuestos de venta a peso en las herboristerías, ya pueden contener cualquiera de las nueve especies diferentes de equinácea (pallida, angustifolia...) y suele venderse mezclada con ginseng o própolis para potenciar su efecto.

    ¿Cómo actúa la equinácea?
    La equinácea aumenta la producción de los glóbulos blancos (las defensas del organismo) y, al mismo tiempo, tiene propiedades analgésicas (reduce la sensación de dolor o malestar), antisépticas (desinfecta) y antinflamatorias.

    La equinácea es muy rica en "Equinacina", un polisacárido soluble en agua, que es uno de los más efectivos estimuladores de las defensas del organismo, ya que refuerza el tejido celular aumentando la protección y la resistencia de las células a los ataques de las bacterias y las invasiones patógenas. Además, estimula la regeneración de los tejidos celulares que ya han sido dañados.

    Otra propiedad, es que estimula la aparición y la acción de los fagocitos macrófagos, que fagocitan y digieren ("se comen") a los agentes patógenos.

    Por último, estos polisacáridos impiden la actuación de una enzima llamada hialuronidasa. Esta enzima resulta altamente dañina, ya que comienza a funcionar cuando hay una infección patógena e inhibe el ácido hialurónico de las células. Este ácido, por decirlo de algún modo, actúa como si fuera un "cemento" que mantiene a la célula unida. Cuando la hialuronidasa entra en funcionamiento hace desaparecer este ácido y la célula deja de estar cerrada y aislada, por lo que se facilita que entren ella los patógenos invasores.

    La equinacea también contiene un ácido cafeínico llamado Equinacósido. La cafeína es un estimulante del sistema respiratorio y, este ácido en particular, es muy efectivo en la erradicación de virus, bacterias, hongos y protozoos. También estimula la regeneración de los tejidos celulares mediante una acción antirradicales libres y estimulando la producción de colágeno (una especie de reparador celular).

    Otro de sus componentes es un alcaloide llamado "Pyrolizidina", que es un anestésico y reduce la sensación de malestar y dolor de la tortuga, aunque su presencia en la raíz de la equinacea es muy baja (su mayor concentración se encuentra en sus ramas).

    Tratamiento y dosificación
    El tratamiento con equinácea sirve para aumentar las defensas del organismo y prevenir una posible infección, así como para ayudar a combatirla cuando ya se ha producido. Por ello, puede usarse de manera preventiva o como tratamiento complementario ante enfermedades infecciosas.

    * Administración en agua del baño:
    Si se opta por el extracto líquido, se debe diluir doce gotas en un cuarto de litro de agua templada (un vaso de agua convencional) y utilizar esta mezcla como agua baño de la tortuga.

    * Administración por vía oral:
    Si se utilizan las cápsulas (cada cápsula contiene 250 mg de polvo de raíz de Echinacea purpurea), hay que tener en cuenta que la dosis recomendada como tratamiento preventivo es de 1,5 mg de polvo de equinácea por cada 100 gramos de peso de la tortuga y se administra de la siguiente manera:
    1. Cada cápsula contiene 250 mg de equinácea que se diluyen en 12,5 ml de agua muy caliente (se hace una infusión y se deja reposar para que enfríe).
    2. Cada 0,05 ml de esta disolución contiene 1 mg de polvo de equinácea, por lo que se debe adaptar la dosis de acuerdo al peso del animal y puede administrarse por vía oral con una jeringa o mezclado con la comida.
    3. El resto se puede conservar en nevera para las tomas siguientes, aunque es recomendable agitar bien la mezcla para evitar que el extracto se pose en el fondo de la disolución.

    Tanto en la administración de la equinácea en el agua del baño como por vía oral, debe ofrecerse una única dosis diaria durante siete/diez días seguidos para que llegue a ser efectivo y no repetirse la operación más de una vez al mes, ya que no es recomendable hiper-estimular el sistema inmunológico.