info sobre alimentación

Driu

Active Member
Los eubles son estrictamente insectívoros, pudiendo alimentarlos con tenebrios (gusanos de la harina), zophobas (gusano rey), grillos (diferentes variedades), cucarachas (diferentes variedades), langostas, gusanos de seda, samias (de lo más completo en referencia al aporte nutricional), gusano de la miel (recomendable tras las puestas, como “golosina”), etc.

Como alimento base, se recomienda tener un plato o cuenco con tenebrios o zophobas (donde mucha gente lo junta también con el calcio para no llenar el terrario de cuencos. Se ha de tener cuidado con las zophobas, es mejor retirarles la cabeza para evitar mordiscos a nuestros animales), grillos (si no se los comen, es mejor retirarlos, pues dependiendo del tamaño del grillo, podrían causar heridas a nuestros geckos), cucarachas (altamente nutritivas), langostas.

Como alimentación eventual de engorde (altos en grasas), se utilizan los gusanos de la miel (bajo aporte nutricional, pero si el animal come mal, es un buen incentivo), los pinkis de ratón ÚNICAMENTE como aporte extra en geckos adultos tras las puestas (es mejor recuperarlas con otros alimentos), gusano fénix, dolas (larvas de escarabajo, aplastar la cabeza porque pueden herir a nuestros geckos). Si abusamos con este tipo de dieta, es fácil que nuestros geckos lo vomiten, por la indigestión que les causa la quitina.

Es recomendable nutrir previamente el alimento que van a ingerir nuestros geckos, aumentando así su valor nutricional. Esta alimentación debe ser comprada o criada por nosotros o criadores conocidos, así nos aseguraremos de que no lleven pesticidas ni productos dañinos para nuestros animales, ni que estén plagados de parásitos y los puedan transmitir a nuestro reptil.

Nuestros geckos beberán agua del cuenco que les proporcionemos, pero también de la condensación de las paredes (sobre todo si son crías), por lo que es importante pulverizar de vez en cuando (más frecuentemente con crías, de ahí el uso de papel de cocina, que absorbe esta agua y del que ellos pueden beber sin problema). El agua debe estar limpia y fresca, en el caso de los bebés, es importante cambiar frecuentemente el papel de cocina para que el agua que adquieran esté limpia y evitar problemas.

Información extraída de mi página web Colossus Eubles
 
Arriba