PROBLEMAS DE SALUD

Driu

Active Member
Buenos días, como últimamente el foro anda algo animado, y mucha gente pregunta por la salud de sus geckos, me he animado a subir aquí la parte de salud que hice en mi guía de cuidados básicos e introducción a la genética del gecko leopardo (para los interesados en conocer más, dejo abajo mi página de facebook, donde podéis encontrar el resto de información de la guía, ver mis ejemplares o preguntarme cualquier cosa de forma directa).

Ante la mínima sospecha de que a nuestro reptil le ocurre algo, hay que llevarlo a un veterinario de exóticos. Es recomendable que antes de hacernos con este tipo de animales tengamos al menos un par de veterinarios de exóticos localizados, por si nos fallara uno, y a poder ser, que uno tenga servicio de urgencias 24h. Debemos poner a estos animales en cuarentena (un terrario diferente, con papel de cocina, buena alimentación y a poder ser, en una habitación distinta al resto de animales) hasta que su situación mejore.

Los problemas más frecuentes que podemos observar en nuestros geckos son:

- Hipocalcemia o EMO (Enfermedad Metabólica Ósea): Es la enfermedad más común que podemos encontrar en nuestros reptiles. Es producida por falta de calcio en nuestro animal (o si es una cría, en la madre). Esta hipocalcemia suele darse por mala suplementación por parte del criador a la madre o a la cría (en los huevos, se puede observar que se muestran muy transparentes en vez de opacos). Otros motivos que producen hipocalcemia son la malabsorción de nutrientes (en este caso, no se suele tratar de un problema ocasionado por el criador, sino un problema de salud renal del propio gecko. El criador podría causar malabsorción si el gecko no recibe calor de la zona ventral mediante cable o manta calefactora, ya que podría afectar a la digestión de éste) y el hiperparatiroidismo secundario a los problemas nutricionales. Podríamos hacer distinción entre la Enfermedad Metabólica Ósea Nutricional (EMON) y la Enfermedad Metabólica Ósea Renal (EMOR). Algunos síntomas que presentan los animales que la padecen son el aletargamiento, un reducida movilidad y lentitud en los movimientos, mandíbula reblandecida y extremidades malformadas o torcidas. Podemos observar que éstos animales suelen presentar dobleces en sus extremidades, que apoyan el vientre al andar, comen el sustrato o no pueden apoyarse sobre las palmas de las manos. Puede mejorarse su situación si se coge a tiempo mediante la incorporación de calcio y vitaminas D3 (seguir la prescripción veterinaria, ya que para cada caso cambia), la iluminación adecuada con radiación UVA y UVB ayudan a estos ejemplares a sintetizar mejor la vitamina D3, alimentos que tengan un ratio total del doble de calcio que de fósforo, y una buena temperatura por encima de los 27ºC en un ambiente relajado.​

- Distocia preovulatoria o estasis folicular: La hembra suele hacer puesta de huevos sean éstos fértiles o no. En algunos casos en que los óvulos no hayan sido fecundados, la hembra los puede reabsorber. Algunas veces ni los reabsorben ni los expulsan, quedándose estancados y pudiéndose observar varios folículos en el vientre de la hembra. Deben ser extraídos o expulsados mediante oxitocina o cirugía antes de que se descompongan o se endurezcan, al igual que ocurre con la retención de huevos.​

- Distocia postovulatoria o retención de huevos: Días antes de la puesta, las hembras suelen estar más nerviosas y escarban para buscar el lugar donde colocar sus huevos. Si trascurridos 5 días no lo ha hecho, podría estar sufriendo una retención por no encontrar un lugar adecuado, por condiciones ambientales poco favorables, mala forma física (obesidad, anorexia, ser demasiado pequeña,…), porque la posición del huevo no es la correcta y ha podido romperse (muy grave), etc. Es más probable que ocurra en primerizas o por huevos infértiles. Para evitarlo es necesario que la hembra cuente con una buena salud, alimentación, tamaño y peso antes del apareamiento, y que cuente con una zona con sustrato húmedo para colocar la puesta, así como una temperatura y humedad correcta. Al igual que en el caso anterior, es necesaria la intervención veterinaria, que le administrará oxitocina o cirugía si ésta no resulta. Un método más natural consiste en baños templados.​

- Necrosis: Debida a la muerte del tejido por la falta de riego sanguíneo. Esto suele ocurrir fácilmente con una mala muda (retención), que queda en alguna parte del cuerpo del gecko (normalmente dedos, cola y párpados), obstruyendo la zona y dificultando la irrigación a esta zona. El caso de los dedos o el de la cola hacia abajo es el de menor importancia (la cola la regenerará más tarde con unos buenos cuidados), en el párpado puede conllevar problemas más graves si no es tratado a tiempo. Para mejorar esta situación, se recomiendan los baños tibios y ayudar al animal a retirar la muda con un bastoncillo con cuidado.​

- Pérdida de la cola: Ésta puede desprenderse por el caso anterior, por agresión o por miedo ante depredadores o ante situaciones estresantes, de manera voluntaria como distracción y tener tiempo de huir. Podría deberse también a una mala manipulación (coger al gecko por la cola) de nuestros animales o por una pelea con otro gecko. Pueden volver a regenerarla, pero esta nueva cola no será igual de bonita y lustrosa como la original ya que carecerá de hueso (la original cuenta con las últimas vértebras) y será regenerada por tejido cartilaginoso, con un aspecto más rechoncho que el de la original. Es importante proveer al gecko que ha perdido la cola de cuidados intensivos (curas con yodo diluido y gran aporte de nutrientes en su alimentación y cuidados de la herida) con tal de que no se infecte y pueda regenerarla lo antes posible, ya que habrá perdido con ella su reservorio de nutrientes. El alimento que no se coma, debe ser retirado para evitar que pueda dañar al animal o estresarlo más. Un alimento más graso, regenerará una cola rechoncha, cortita y gorda. Un alimento más proteico regenerará una cola con aspecto más estilizado.​

- Estomatitis: A veces, las heridas que se producen en la boca del gecko, pueden infectarse, entonces aparecerá una inflamación en la zona afectada, pudiendo extenderse por la boca en general y llegar a afectar a los ojos. Para mejorar esta situación se aconseja limpiar la zona con yodo diluido en agua. El veterinario, si lo cree necesario, recetará antibióticos para evitar la propagación de la infección y/o pomada analgésica.​

- Atragantamiento: tras ingerir sustrato (arena, grava o similares), normalmente porque el gecko busca calcio en el sustrato o por error al cazar. Puede provocar colapso intestinal.​

- Heridas o abrasiones: Heridas por mordiscos (falta de espacio, diferencia de tamaño, cópula), por sustratos o elementos decorativos inadecuados o con superficies afiladas, con astillas o pinchos. Se pueden curar con yodo diluido en agua. Las quemaduras suelen producirse por las fuentes de calor, lo mejor es consultar al veterinario.​

- Parasitosis: Todos los reptiles tienen parásitos, y mantienen un equilibrio de salud, pero en algunos reptiles mantenidos en cautividad, el equilibrio puede romperse por estrés, mala alimentación, malas condiciones o mal manejo del animal, alterando la salud del animal al incrementar el número de parásitos, y pudiendo poner en peligro la vida del reptil. Algunos síntomas que nos demuestran esta situación son cuando el animal presenta una importante pérdida de peso e incluso anorexia, aletargamiento, falta de crecimiento, lentitud de cicatrización o alteraciones en el proceso reproductivo. Otros problemas asociados son el vómito, la deshidratación asociada a éste o a diarrea (heces mucosas, rojas, incoloras, etc), alteraciones neurológicas y fallecimiento del animal.​

- Gastroenteritis: Por infección bacteriana, pierden peso y regurgitan la comida, pudiendo llegar a anorexia. Los excrementos suelen mostrarse con comida completa, más húmedos de los normal y a veces, con manchas de sangre. El animal pierde el apetito y la sed, lo que puede provocar la muerte. Es necesario aislar al animal para controlarlo y evitar el contagio. Una posible causa de estos síntomas podría deberse a la Cryptosporiodisis, una enfermedad causada por un parásito, hasta el momento no tiene cura y resulta muy contagiosa. Algunos animales pueden vivir sin mostrar síntomas durante un periodo de tiempo, recayendo si sufren estrés. Es importante pedir al veterinario coprologías para crypto, ya que en análisis normales pueden mostrarse falsos negativos.​

- Lepidiosis hepática o hígado graso: Por exceso de grasa en la alimentación (es extraño que ocurra en geckos leopardo porque almacenan los excedentes de nutrientes) o por déficit de alimentación (necesita de las reservas de grasa y colapsa el hígado). Ocurre que los lípidos se pegan a las células hepáticas e impiden su correcta funcionalidad. A través del vientre se puede observar una mancha muy oscura (hígado inflamado), y en casos avanzados sus heces son verdosas. Se previene con una dieta saludable y se soluciona mediante tratamiento veterinario.​

- Obstrucción intestinal: Cuando un objeto extraño obstruye el intestino observamos que el gecko no puede defecar. Normalmente la obstrucción se da por tejidos, sustrato, parásitos o comida sin digerir. Al palpar el abdomen se nota duro. Es recomendable dar baños de agua tibia al animal para ayudarlo a defecar, o con aceite de oliva. Si no se soluciona rápido, es importante acudir al veterinario para que recete algún tipo de laxante, o en casos más graves, opere al animal.​

- Prolapso: Cuando alguna víscera o hemipene sale por la cloaca. Puede ocurrir tras defecar o tras el apareamiento, por parásitos internos o heridas en la cloaca. Es necesario llevar inmediatamente el animal al veterinario, usando papel de cocina como sustrato para poder humedecerlo y que el tejido no se seque y se infecte o necrose (en este caso, será necesario operar al animal para extirpar el tejido necrosado). Para disminuir el dolor del animal se le pueden dar baños frescos con azúcar diluido (ayuda a que el tejido prolapsado vuelva dentro de la cloaca).​

- Neumonía: Puede darse por excesiva humedad o temperatura demasiado baja. Muestran una respiración costosa, secreciones nasales y bucales y abren mucho la boca para poder respirar. Es muy contagiosa, por lo que se debe aislar al ejemplar enfermo. El veterinario recetará antibiótico.​

- Tumores: La fase Lemon Frost tiene una mayor predisposición a desarrollar tumores. Se trata de una fase reciente, por lo que se encuentra en desarrollo y se está estudiando.​

- Síndrome de Enigma: Se trata de un desorden que pueden sufrir los geckos de fase enigma (portadores tanto en homocigosis como en heterocigosis del alelo enigma, de herencia dominante) que afecta al control motor y causa síntomas como dar vueltas en círculo, mala precisión al cazar, mirada extraña y/o cabeza inclinada, poca estabilidad, tambaleos al caminar, sensibilidad extrema a la luz y tendencia a estresarse fácilmente. Es recomendable mantener a estos geckos tranquilos y con poca luz para que los síntomas no se agraven y mejoren el máximo posible. Estos geckos pueden llegar a tener una vida normal siempre y cuando no reciban demasiados estímulos visuales o espaciales, que podrían alterarlos momentáneamente,y de mantenerse, agravarles el síndrome. Un reproductor con síndrome enigma puede o no dar geckos enigmas con síndrome, al igual que un gecko enigma sin síndrome puede o no dar descendencia enigma con síndrome. El síndrome de enigma puede mostrase con el paso del tiempo, o tras situaciones muy estresantes. Los geckos de fase wy también pueden mostrar un síndrome similar, normalmente más leve, que afecta en mayor medida al equilibrio.​

- Sensibilidad a la luz: Normalmente los geckos albinos (y eclipses albinos – red eyes) suelen ser fotosensibles, molestándoles el exceso de luz y cerrando los ojos como consecuencia. Algunos de estos geckos también son algo más torpes cazando y se recomienda alimentarlos con pinzas.​


Extraído de:
GUIA DE CUIDADOS DE DRIU'S LAB OF COLOSSUS EUBLES


Muchas gracias
 
Arriba