REPRODUCCIÓN

Driu

Active Member
Para distinguir el sexo de los geckos leopardo es mejor disponer de ejemplares adultos, pues es difícil distinguir con seguridad en los jóvenes. El macho presenta poros femorales muy marcados en forma de “V”, y en el inicio de la cola podemos apreciar dos bultos que corresponden a los hemipenes, que se encuentran dentro de su receptáculo. Las hembras no presentan estos bultos y los poros son menos notorios, pero también los presentan, este error es cometido muchas veces por falta de información, al creer que sólo los machos tienen poros.

Podríamos saber el sexo de un animal desde aproximadamente los 15 días, observando si los poros están perforados (macho) o no (hembra) con una lupa de bastantes aumentos (al menos x60) y buena luz. A partir del mes ya podremos suponer el sexo del animal a simple vista, pero es difícil reconocerlo al 100%, la mayoría de machos comenzarán a marcar los hemipenes. Con los dos meses ya no solo veremos los hemipenes marcados, sino que además los poros serán mucho más notorios en los machos que en las hembras.

Si no se tiene experiencia, es difícil distinguir el sexo del animal antes de los 3-4 meses o de que supere los 20-30 g.

Loa geckos consideran maduros sexualmente cuando las hembras tienen un año de vida aproximadamente (sobre los 60 g), aunque algunos criadores consideran apto cruzar a la hembra a partir de los 40 g si ésta goza de buena salud y está ovulando.

La época de apareamiento suele comenzar en Febrero (depende mucho de la temperatura y la zona geográfica en la que nos encontremos) y dura hasta Septiembre, estas fechas son siempre aproximadas, ya que alterando la temperatura, podemos alargar o acortar el periodo según la salud de nuestras hembras (no es aconsejable alargarlo más tiempo, y pasado Septiembre, nos arriesgamos a que las crías nazcan en la época fría y pueda haber problemas).

Una opción de la que disponemos los criadores, es de hacer brumar a nuestros geckos, esto es promover el aletargamiento de los animales antes de que comiencen el celo, disminuyendo gradualmente la temperatura hacia los 15 ºC aproximadamente, es importante que no se alimente al animal durante este tiempo, pero debe disponer de agua limpia siempre. Con ello, ayudamos a nuestros ejemplares a que descansen y estén listos para reproducirse una vez pase el frío. Es importante no hacer brumar a los babys, ya que no están preparados para soportar las bajas temperaturas y no suelen tener tanta grasa acumulada para aguantar bien sin comer tanto tiempo.

Trass la brumación, comienza la época de cortejo, donde el macho perseguirá a la hembra con rápidos movimientos de cola, mordiéndola por el cuello hasta copular con ella. Es importante que el refugio húmedo cuente con una buena capa de fibra de coco para que la hembra pueda realizar las puestas en unas cuatro semanas tras aparearse.

Las puestas se hacen en varias deposiciones, normalmente de dos en dos huevos que tienen un aspecto muy blanco y blando (endureciéndose con el tiempo). Pueden llegar a poner hasta unos 14 huevos por hembra, y los dos primeros suelen ser infértiles.
Algunos geckos ponen huevos infértiles aun sin tener macho en el terrario. Sabremos que los huevos no son fértiles cuando aparezca moho sobre ellos tras unos días. También podemos ver, con ayuda de una linterna, si el huevo tiene venitas rojas (fértil) o no (infértil).

Nunca se deben mover ni girar los huevos, tratando de trasladarlos con sumo cuidado en la misma posición que los dejó la hembra. Si moviéramos los huevos recién puestos, provocaríamos la muerte del embrión. Si los huevos se movieran de posición, una vez el embrión ya ha comenzado a desarrollarse, podría morir, o salir con algún tipo de tara (lo más común son problemas de columna cervical).

Los huevos los incubaremos enterrándolos hasta la mitad en el sustrato (normalmente utilizamos como sustrato perlita, vermiculita o fibra de coco) en la incubadora (hay personas que los incuban en un tupper dentro del terrario y obtienen buenos resultados, aunque el proceso es más lento).


La temperatura modificará la probabilidad del sexo de las crías y el tiempo de eclosión de los huevos:

- 24~27 °C= 70-90 días (100 % hembras, 0 % machos)
- 27~28 °C= 50-60 días (75 % hembras, 25 % machos)
- 28~30 °C= 40-50 días (50 % hembras, 50 % machos)
- 30~31 °C= 35-45 días (25 % hembras, 75 % machos)
- 31~33 °C= 35-40 días ( 0 % hembras, 100 % machos)


Por encima de los 30 ºC podrían obtenerse “hembras calientes”, que son hembras infértiles con comportamiento de macho y normalmente agresivas con ellos.

La alimentación de las crías se basará en insectos de pequeña medida, siguiendo la alimentación de los adultos, el tamaño de las presas no debe superar el tamaño de la cabeza del animal. Se podrá mantener crías juntas, pero tras los 3 meses se deben separar porque los machos podrían empezar a agredirse entre ellos, por eso recomendable mantener a las crías separadas para asegurarnos de que todas coman por igual.

La coloración de las crías será distinta a la coloración del individuo juvenil y adulto.

Una reproducción responsable de nuestros animales nos beneficia a nosotros, a la especie y al mercado de reptiles en general, por ello es imprescindible conocer las fases que vamos a cruzar y tener una base sobre genética mendeliana (la mayoría de las fases) y de selección (genética compleja).

Si no tienes conocimientos sobre genética estate atento a nuestra próxima nota.

Información extraída de mi página web Colossus Eubles
 

Alex46

New Member
Buena información! Suerte esta temporada, yo ya estoy ansioso por ver que sale de la copula White Knight x Radar que ví en tu Instagram!! ;)
 

Driu

Active Member
Muchas gracias, pues según todos los calculoss deberían salir todo radar het Blizzard (White Knight).

Si todo va bien, tengo tres hembras het White Knight esperando a ese macho, o más bien él está esperando a que ellas ovulen... De ahí con suerte saldrán White Knights
 
Arriba